Rapón, la poco conocida torta de maíz del Occidente asturiano

Se trata de un delicioso producto totalmente casero que se elabora con harina de maíz, cebolla, tocino y chorizo

Rapa o rapón
La rapa o rapón es propia de los concejos del Occidente. / Marta Roldán

Asturias sabe a muchas cosas. La fabada, el cachopu y la sidra son algunos de los sabores más reconocibles de nuestra comunidad más allá de las fronteras. Pero nuestro pequeño paraíso tiene aún muchos deliciosos bocados por descubrir, especialmente en el Occidente, el gran desconocido. Los concejos del oeste asturiano esconden algunas de los rincones más bellos de nuestra costa. Tanto es así que sus escarpados paisajes han sido reconocidos han sido distinguidos como mejor destino nacional en la XI edición de los Premios Condé Nast Traveler en España.

Pero el Occidente tiene aún mucho por mostrar. Es el caso de la raparapón, una torta hecha con harina de maíz, tocino, chorizo y cebolla. Uno de los aspectos más curiosos de esta elaboración propia del noroccidente asturiano es que se hornea sobre una hoja de berza. Se trata de un delicioso producto totalmente tradicional que en cada casa se elabora de una manera. Las cantidades y proporciones pueden cambiar según quién lo prepare, pero todos tienen algo en común: el sabor inconfundible que le da el horno de leña.

El rapón sigue siendo un gran desconocido. No es nada frecuente encontrarla en la carta de los restaurantes, aunque hace tiempo que sí está en el menú de la cadena de sidrerías Tierra Astur. Tal y como publica El Comidista, este platazo propio de los concejos del occidente asturiano llegó reinventado a sus locales reinventado, pero sin renunciar a su tradición.