Un autobús en Villaviciosa :: Archivo

El Gobierno de Asturias ha incrementado un 50% los servicios de transporte público interurbano por carretera en los principales corredores del área central de Asturias. En algunas zonas rurales, el aumento superará el 100% en días laborables y fines de semana.

Esta ampliación de frecuencias y líneas coincide con la entrada de Asturias en la la fase 2 de la desescalada. En esta nueva etapa, se superarán las 1.200 expediciones al día y el Consorcio de Transportes de Asturias (CTA) realizará una revisión diaria, corredor a corredor, para detectar las necesidades de movilidad.

Los servicios con mayor incremento se centrarán en Avilés. Así, la línea L1 (Piedrasblancas-Avilés) dispondrá de un autobús cada media hora durante todo el día, al igual que otras de la ciudad. Por su parte, la línea del Nalón Villa-Laviana tendrá frecuencias también cada media hora, todas las mañanas de los días laborables, así como los servicios del triángulo central que se preparan para una mayor movilidad general de trabajadores.

El consorcio repondrá servicios en concejos como Ribera de Arriba, Morcín, Riosa, Belmonte, Somiedo, Grandas de Salime, Allande, Las Regueras, Sariego, Teverga, Quirós, Mieres, Lena, Villaviciosa, Ribadesella, Siero, Llanera y Gozón, entre otros. Todos los horarios se pueden consultar ya en la web del CTA: www.consorcioasturias.com.

Desde el inicio de la desescalada, el CTA ajusta la oferta de transporte a la evolución de la demanda, que en la última semana se situaba en niveles inferiores al 14%. El consorcio ofrece ya el 70 % de los servicios, teniendo en cuenta que se trata de un período sin líneas ligadas a la Universidad o escolares, al ocio nocturno y a otras rutas especiales como la del aeropuerto, que aún carece de actividad regular.