El rock ecléctico de Dry River llega a Avilés

Los castellonenses se sumergen en estilos que van del rock progresivo al hard rock, aderezado por su virtuosismo a la guitarra, las armonías vocales y un directo entregado al público

Del Riu Sec de Castellón toma su nombre Dry River. La banda cierra el febrero del Factoría Sound al son de su rock ecléctico, Surtido Cuétara Rock, como ellos mismos lo denominan, que les ha permitido ser catalogados como uno de los grupos más destacados del panorama español por la prensa especializada. Actuarán en la Sala Escénica de la Factoría el 29 de febrero, a las 21.00 horas. Las entradas se encuentran a la venta, a un precio de 10 euros, 12 el día del concierto, en Entradas Liberbank y la taquilla de la Casa de Cultura.

La concejalía de Cultura ha consolidado Factoría Sound como un referente de la mejor música en el norte del país, y Avilés como un centro neurálgico que mantiene su fidelidad a bandas punteras y emergentes tanto españolas como internacionales. En esta ocasión, de nuevo con el certificado del mejor rock que se hace en la actualidad.

Si 2019 fue su gran año, refrendado con su doble disco, grabado en directo en un inolvidable concierto en una abarrotada Sala Copérnico de Madrid, y que publicaciones como Metal Symphony o La Mancha Rock incluyeron entre los mejores del curso, 2020 ha empezado con fuerza para Dry River, con una serie de recitales, lleno tras lleno, en los que han acompañado a nombres míticos como Asfalto, una de sus principales referencias musicales, o Barón Rojo.

La calidad de sus voces y armonías se suma al talento y virtuosismo de sus integrantes con las guitarras y teclados, que imprimen un sello especial a su música, sobresaliente en directo, ya desde sus comienzos como grupo de versiones que se lanzó por primera vez a la carretera con canciones propias en el 2012, con su álbum de debut, El circo de la tierra. Desde entonces, la formación ha variado, y hoy la integran la plasticidad vocal de su frontman Ángel Belinchón, Martí Bellmunt (teclado, saxo y coros), Pedro Corral (batería), David Mascaró (bajo), Matías Orero (guitarra) y su nuevo guitarrista Guillermo Guerrero, que sustituye a Carlos Álvarez.

Se mueven en estilos que van del rock progresivo al hard rock e incluso al heavy, que han impregnado en sus discos Quien tenga algo que decir, que calle para siempre (2014), Rock & Rollo.. ¡Y caña!, o el celebrado 2038, lanzado en 2018, que incluye temas ya convertidos en indispensables en sus conciertos, como Perder el norte, La mujer del espejo o Camino, y que logró situarse en la lista de los cien más vendidos en España.