“Despacito” de Luis Fonsi se ha convertido en la canción del verano. El tema del artista puertorriqueño ha sido versionada en muchos estilos, pero faltaba el asturiano: con gaita y tambor.