Playa de La Franca, en Asturias

Las playas de Asturias seguirán cerradas al baño durante las primeras fases de la desescalada. Aunque algunos consistorios, como el de Gijón, ya permiten el acceso a los arenales para disfrutar de los paseos autorizados, aún no está permitido bañarse ni tomar el sol. La previsión del Gobierno central es que las playas reabran cuando se alcance la fase 3 de la desescalada. Si se cumplen todas las previsiones, la comunidad no alcanzaría esta fase hasta el 8 de junio. Sería a partir de ese día cuando los concejos podrían autorizar la asistencia de los ciudadanos a las playas de Asturias. Eso sí, será una apertura en condiciones de seguridad y distanciamiento.

La fase 3 de la desescalada diseñada por el Gobierno central contempla el fin de las restricciones en el aforo de los restaurantes, aunque asegurando siempre la oportuna separación entre el público. Además, se flexibilizará la movilidad general y se permitirá la apertura de discotecas y bares nocturnos. Los comercios, por su parte, podrán aumentar la ocupación de sus locales hasta el 50%.

Asturias cuenta con algunos de los arenales más bellos del país. Así lo puso de manifiesto el pasado verano el portal Holidu. Las playas de Torimbia (Llanes) y La Franca (Ribadedeva) se situaron en la quinta y la novena posición en el raking de las 10 mejores de España que elabora el portal. Todo el mundo puede disfrutar de las playas de Asturias, que cuenta con diversos arenales que permiten la práctica del nudismo y el acceso con mascotas durante todo el año.