Asturias es un paraíso de contrastes. Casi un tercio de su territorio está protegido. Mar y montaña. Naturaleza en estado puro con el verde de los prados y el azul del mar como protagonistas. También su fauna. Un paisaje protagoniza cinco espacios declarados reserva de la biosfera que no un puedes perderte.

Redes

El Parque Natural de Redes está situado en el sector oriental de la cordillera, incluido entre los concejos de Casu y Sobrescobiu. Es un territorio de montaña de relieve accidentado, con altitudes que van desde los 2.104 metros en el Pico Torres hasta los 350 del río Nalón. Este río nace en el extremo suroriental y cruza casi todo el parque de forma diagonal, siguiendo la Falla de Ventaniella.

Las poblaciones del Parque Natural de Redes que rozan los 3.000 habitantes, se ubican alrededor del cauce del Nalón y en los valles, donde las condiciones climáticas son más neutrales, con la cercanía de las aguas del río y las vegas fluviales. En el territorio que comprende el parque, se conserven muy bien la fauna y la vegetación que caracterizan la montaña asturiana. Las hayas recubren las laderas de los montañas y el oso, el urogallo, el rebeco, el corzo y el venado todavía pueden verse por las tierras. Sin embargo, las dos principales características del parque son la gran extensión de masa forestal y los recursos hídricos, que han convertido este espacio en un lugar protegido. La cuenca del Nalón recoge las aguas de cuasi 4.900 km2, más de la tercera parte de la superficie de Asturias.

Las Ubiñas-La Mesa

El Parque Natural las Ubiñas-La Mesa sitúase en el sector meridional de Asturias y está integrado en los concejos de Teverga, Quirós y Lena, llimitando al sur con la provincia de León. Este parque se caracteriza por un relieve montañosu enlleno contrastesque va progresando de norte a sur. El lugar más elevado del parque sitúase en el dímete con León, en los macizos de Peña Ubiña, que alcanzan una altitud superior a los 2400 metros.

Los ríos que recorren el parque pertenecen a la cuenca del Nalón-Narcea. En la zona de Teverga, las aguas provienen de los valles del río Taja, del Valdecarzana y del Páramu. En este último destaca el desfiladero de origen kárstico en el que se sitúa la Cueva Huerta, declarada Monumento Natural.

Las poblaciones del parque se distribuyen alrededor de los principales valles fluviales, como sucedía en el caso anterior. Los núcleos más importantes son los capitales Teverga y Quirós, La Plaza y Bárzana respectivamente. El espacio rural se define por un paisaje de siglos de explotación basada en la ganadería. Es en este parque donde se conservan más de la mitad de las especies de vegetación de la provincia, con más de un tercio de superficie ocupada por bosques, sobre todo de hayas. En cuanto a la fauna, se conservan el oso pardo, el urogallo y el águila real.

Somiedo

Este parque coincide en su totalidad con el concejo de Somiedo, en el centro-occidente de la montaña asturiana. El area más occidental del parque está atravesada por el río Pigüeña, que confluye con el río Somiedo casi en el límete septentrional. Este segundo río confluye, a su vez, con las aguas del río del Valle. La población es escasa, distribuida en casi cuarenta entidades. Ha sufrido una gran regresión a inicios del siglo XX, más o menos contrarrestada en el 1988 por la declaración del Parque Natural, otorgando así nuevas oportunidades de empleo.

Parque Natural de Somiedu

El Parque Natural de Somiedo es uno de los más valiosos de la Cordelera Cantábrica, ya que muestra un importante grado de conservación de la diversidad paisajística y ambiental. Constituye, así, un gran ecosistema de especies que caracterizan el área central de la cordillera, con una variedad de sustratos litológicos, un fuerte relieve, peculiaridades climáticas, y una interesantísima situación biogeográfica.

Ponga

El Parque Natural de Ponga se asienta en el sector oriental de la cordillera, incluido en su totalidad en el concejo de Ponga. Al sur, limita con León y con el concejo de Amieva en el este. Con una superficie de 20.533 hectáreas, constituye un territorio de complejo relieve, con altitudes que oscilan entre los 300 y los más de 2100 metros de Peña Ten. Destaca el sector de la Cordillera Cantábrica, que forma su límite meridional y divide las aguas de las cuencas del Sella y el Dueru. En él podemos localizar picos como Peña Ten (2.142 m) y Les Pandes (1.879 m).

Parque Natural de Ponga

Los ríos más importantes, por el otro lado, son el Sella, que atraviesa la zona oriental del territorio, y el Ponga que recorre el concejo de sur a norte y confluye con el Sella en el concejo de Amieva. En cuanto a la población, era de 788 habitantes en el año 1996, divididos en veinte entidades que basan su actividad económina, sobre todo, en la ganadería.

Fuentes del Narcea y del Ibias

Este parque está situado en las montañas del sur del concejo de Cangas del Narcea, en la casi totalidad del concejo de Degaña y en pequeñas áreas del oriente de Ibias. Limita con León al sur y con el Parque Natural de Somiedo en el oriente. En él se ubica el nacimiento del Narcea. Integra un conjunto de sierras y valles de escaso poblamiento y acusado relieve con importantes masas forestales autóctonas. La población es escasa, contando apenas con 6.000 habitantes concentrados en las principales localidades como Rengos, en la ribera del Narcea, Degaña y Carrero, a orillas del Ibias, etc. Estos núcleos se amparan en una intensa actividad minera que supone casi la mitad de los empleos totales.