Calle Rivero (Avilés)

Calle RiveroEs una calle peatonal que comienza en la Plaza de España (Plaza del Ayuntamiento) y termina en la Avda. Cervantes. En ella nos podemos encontrar la fuente de los caños o la capilla de San Pedro. Desde esta calle hay un acceso al Parque de la Ferrera.

Esta calle es de las únicas (o la única) de Avilés que no ha cambiado su nombre. El único cambio que pudo haber tenido es el de sustituir la b por la v. Al igual que el nombre de la villa, Abilés, que antes se escribía con b.

Es una calle con mucha historia, pues la primera mención que se conserva de la misma data de un acta municipal de 1485: era un arrabal fuera de las murallas de Avilés. Posteriormente, en el siglo XVII, se construyeron viviendas hasta convertirla en una importante calle, ya que era el Camino Real a Oviedo, que partía de la entonces naciente plaza de España. Discurría cerca de la ría avilesina, que antes llegaba hasta las inmediaciones de la calle y cubría gran parte de lo que ahora es el actual Avilés. De ahí el nombre de Rivero, porque la calle estaba situada a la ribera de la ría.

Al igual que otras de la ciudad fue zona de artesanos. Una de las más populares de Avilés, a la que no es ajena la personalidad de sus vecinos que muestran un orgullo constante por “su Rivero”.

Su final, en el sentido del paseante que lleva ésta guía, se ve realzado por la mansión de García Pumarino y enfrente de la misma la casa donde vivió el escritor Armando Palacio Valdés. Una placa recuerda el hecho.