Como era de esperar y después de la incertidumbre que ha golpeado al sector turístico nacional por la crisis del COVID-19, el turismo rural se ha convertido en una de la opciones preferidas por los viajeros para pasar sus vacaciones en el mes de agosto.

Según Casasrurales.net, a día de hoy, los alojamientos rurales estarían al 54,51% de ocupación. El inicio de la desescalada, ha dado un gran impulso a las reservas para el periodo estival. Si bien es verdad que los calendarios de muchos alojamientos continúan cerrados, la previsión es muy positiva.

Por Comunidades Autónomas, Asturias con un 62,61% de ocupación estaría a la cabeza desde el 1 al 31 de agosto. Le siguen Baleares (61,20%), País Vasco (59,74%), Cantabria (58,94%) y Navarra (58,20%). Por el contrario la Comunidad de Madrid (47,55%), Castilla La Mancha (47,16%) y La Rioja (46,01%) se sitúan como las comunidades con menos reservas a día de hoy.

Por provincias, Pontevedra (62,98%), Álava (60,13%) , Guipúzcoa (59,65%) y Vizcaya (59,43%) son las preferidas mientras que Cuenca (43,91%), Segovia (38,97) y Guadalajara (33,86%) son las que de momento tienen más disponibilidad.

DATOS 2019

Los datos para el mismo periodo del año anterior situaban estos porcentajes con un 20% más de ocupación de media a nivel nacional. Asturias se situaba con un 86,34%, Baleares con un 83,83%, País Vasco con un 81,34% y Navarra con un 83,41%. El sector tiene optimismo con poder cerrar la campaña estival con unos buenos resultados.