'Viejo amigo Cicerón' cierra el verano en escenAvilés
'Viejo amigo Cicerón' cierra el verano en escenAvilés

Avilés junta a un trío capital en el teatro español contemporáneo, con ‘Viejo amigo Cicerón‘, recogiendo el relevo del Festival de Mérida, donde se estrenó el pasado mes de julio, para cerrar el ciclo de verano de escenAvilés. Se trata de Josep María Pou, como protagonista, Mario Gas en la dirección y Ernesto Caballero en la autoría, una conjunción que repasa en escena la vigencia del pensamiento del filósofo y político romano. La cita es este viernes, en el Teatro Palacio Valdés, a las 21 horas.

Ernesto Caballero propone un juego entre actualidad y pasado, en el que repasa la vigencia del pensamiento de Cicerón, que pone sobre las tablas Mario Gas. Tres intérpretes, Pou y junto a él, Bernat Quintana y Miranda Gas, transitan entre el presente, dos estudiantes y un profesor universitario, y la historia, Cicerón, su hija Tulia y su escribano, el esclavo manumitido Tirón.

Los estudiantes preparan un trabajo sobre el político romano, y en la biblioteca en la que realizan su investigación, se encuentran a un profesor, un sabio conocedor de la historia y la vida de Cicerón, que les ayudará a aprenderlo. El teatro sirve en esta función como un intérprete de la realidad política española. ¿Es la legalidad un mínimo inquebrantable? En palabras de Caballero, el ideario de Cicerón «representa la defensa de la legalidad como valor moral frente a la degradación del sistema político, abocado, indefectiblemente, a fórmulas tiránicas de gobierno».

El teatro sirve en esta función como un intérprete de la realidad política española

Pero no solo se establece una lectura actual, sino que se repasa la trayectoria de la figura histórica, magistralmente interpretada, una vez más, por un Pou que regresa a Avilés apenas unos meses después de deslumbrar como el capitán Ahab, y con la sabia dirección de Mario Gas que en 2018 deleitó al público del Palacio Valdés al frente de ‘Calígula’, y al del Niemeyer con ‘La Strada’.

«Cicerón personifica la integridad moral de quien mantiene la coherencia de sus convicciones políticas aun en las más adversas circunstancias», dice un Caballero que concluye que la historia de este político y orador que contribuyó a la formación del pensamiento occidental, «bien podría resumirse como la de un hombre íntegro que se resistió activamente al inevitable derrumbe de todo un sistema enarbolando la bandera de la legalidad como supremo valor moral».

Dice Pou de su personaje, que «Cicerón es un hombre político, un amante y defensor de las leyes y el derecho, un hombre consecuente y capaz de todo por el bien de la democracia que tiene mucho que decir a los políticos de hoy y a la sociedad de hoy». Y resaltaba Gas en una entrevista que se trata de «una obra de rabiosa actualidad, que dice cosas que están muy bien que se escuchen en voz alta sobre un escenario».

Un tránsito entre presente y un pasado, y sus acontecimientos, más cercanos y paralelos de lo que cabría imaginar, producido por el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y el Teatre Romea de Barcelona, que dirige el propio Josep María Pou.