El otoño es tiempo de amagüestu. Con la llegada del frío los bosques asturianos se tiñen con los colores rojos, naranjas, ocres y marrones propios de esta época. Es tiempo de castañas y eso se nota en Asturias, donde su recolección dio lugar, hace mucho tiempo, a la tradicional fiesta del amagüestu. Una fiesta para disfrutar en familia en la que se bebe sidra de manzana sin fermentar acopañada de castañas asadas.

Si lo que buscas es disfrutar con los más pequeños de tan arraigada tradición, En El Trasgu la Fronda (Villoria, Llaviana) son especialistas en su celebración. Toda una experiencia que podrás vivir en primera persona desde primera hora de la mañana recogiendo directamente del árbol las castañas para asar y las manzanas con las que preparar nuestra propia sidra dulce. Antes de comer y mientras la sidra dulce comienza a brotar el mini-llagar, un pequeño taller de percusión pondrá la nota musical. Por la tarde, los mayores encenderán el fuego en el que asar las castañas y dar comienzo al amagüestu.

El amagüestu se celebra en todas partes. Mercados, escuelas y colegios son escenarios ideales para dar rienda suelta a festejar estas actividades tradicionales. En el Trasgu la fronda realizan juegos y talleres relacionados con las castaña y la manzana, enseñando a usar les fustes para coger las castañas, a colocar un llagar pieza a pieza, y a mayar la manzana. Y tras los juegos, el amaguestu con castañas asadas en un farol, sidra dulce, gaita y baile. Toda una oportunidad para disfrutar de un día completo en el que podemos disfrutar del proceso de la elaboración de la sidra dulce y conocer la tradición asturiana.