in

Les Campes, una plaza llena de historia

Punto de referencia para asturianos y turistas, la plaza Les Campes se ha convertido con el paso de los años en una visita imprescindible si pasas unos días en el concejo de Siero o si estás de paso por la zona. En el sitio donde ahora podemos contemplar escultura de Tino Rozada (Danza Prima), había una capilla dedicada a la Virgen del Carmen, donde a finales del siglo XVII se celebran las primeras fiestas del Carmen. La fiesta se celebraba el domingo siguiente al 16 de julio o día del Carmen.

Según cuenten, las fiestas del Carmen eran muy populares. Atraían a numeroso público de los alrededores y de fuera del concejo, de manera que los forasteros, aprovechaban para asistir al mercado del martes y disfrutar de La Pola también el lunes. De este modo, la fiesta seguía y ha pasado a celebrarse los lunes tanto o más que el domingo, perdurando esta costumbre hasta nuestros días. El lunes del Carmín ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Regional en 2002. En ella una camisa blanca y una pañoleta azul componen la indumentaria tradicional para acudir al prado de la fiesta.

La plaza Les Campes en 1915.

La plaza Les Campes en 1915.En esta plaza podían encontrarse todo tipo de talleres de artesanos: madreñeros, boteros, herreros, guarnicioneros, etc, era donde tradicionalmente se celebraba el mercado semanal de los martes y el mercado de ganado. Hoy en día es uno de los lugares emblemáticos de La Pola Siero, ya que en ella podemos admirar aún algunos ejemplos de arquitectura popular.

La plaza de Las Campas es lugar de encuentro y también de celebración. Ejemplo de ello es la tradición de seguir la noche de San Xuan, al calor de la hoguera, cuando los jóvenes solteros del pueblo bajan de la montaña cargados con el álamo más alto que encuentren, para plantar en la plaza y acompañar con alguna canción contra los varones casados. Estos darán la réplica el día de San Pedru, plantando en la misma plaza un roble que debía ser más alto que el de los jóvenes, y al que acompañan con otra canción llena de buen humor, en respuesta a la de aquellos.

El casco urbano ha ido organizándose alrededor del mercado de ganado, donde transcurría la vida comercial que iba en aumento a medida que se abrían nuevos caminos o se mejoraban las comunicaciones existentes con las aldeas vecinas. El eje viario más importante era carretera Oviedo-Villaviciosa, que se dirigía a Celles y que unía Gijón con Valdesoto. El mercado ha ido creciendo poco a poco y se ha convertido en uno de los mercados de ganado vacuno más importantes de Asturias.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

¿Qué tiempo hará este fin de semana en Asturies?

Castrillón es cultura