San Julián de los PradosLa Iglesia de San Julián de los Prados, conocida como Santullano, es una Iglesia prerrománica de construida entre el año 812 y 842 en honor a los mártires Julián y Basilisa. En el año 896 fue donada a la catedral de Oviedo junto »con sus palacios, baños y triclinios» por Alfonso III el Magno. Es una de las principales muestras del arte asturiano.

Su importancia radica en que además de ser declarada monumento histórico artístico, en el año 1998 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Es un templo espacioso que presenta claramente definidos los caracteres propios de este estilo. Tiene planta basilical de tres naves, separadas por pilares cuadrados que sostienen arcos de medio punto y presenta un transepto con un remarcado alzado. El iconostasio, que separa la parte reservada al clero, del resto del templo, presenta una remarcable similitud con un arco triunfal. Destaca de este templo su grandiosidad y su originalidad que se aparta de modelosvisigodos. Pero sin duda, lo que más atrae de este templo es su decoración pictórica, con pinturas al fresco siguiendo la técnica bizantina, en tres cuerpos superpuestos, anicónicas, con decoración arquitectónica, de claro influjo romano. Se trataría más bien de un templo monástico y no palatino, si bien se reservaba para el rey una tribuna en el transepto.

De las tres entradas al templo hoy en día dos están tapiadas.

Está situada en el barrio de Pumarín, justo en el acceso de la A-6 en la ciudad.