La exposición permanecerá abierta en la Sala 2 del Centro de Cultura Antiguo Instituto hasta el 23 de junio.

«Patria de Sidra. La industria de la sidra champagne en Asturias 1884 – 1936» comisariada por Manuel Crabiffosse Cuesta, presenta una amplia selección de material iconográfico relacionado con la producción de sidra.

Las más de 700 piezas expuestas, procedentes en su mayor parte de la colección del Muséu del Pueblu d’Asturies, y en buen parte desconocidas o inéditas hasta ahora, a las que se suman Importantes préstamos de otras instituciones públicas y colecciones privadas, ofrecen la oportunidad no sólo de conocer una parte de la historia de la producción sidrera asturiana sino también de ahondar en su vinculación con la creación artística y las artes gráficas en el contexto social, cultural y económico de la Asturies de la época.

Una muestra que, tal y como señala el autor del proyecto, es clave para publicitar y prestigiar el relato de la sidra, al tiempo que propicia el desarrollo de una conciencia social sobre la necesidad de preservar este importante patrimonio cultural.

La exposición inaugurada en la Sala 2 del Centro de Cultura Antiguo Instituto de Xixón permite recuperar la historia de las numerosas fábricas sidreras que desarrollaron su actividad en Asturies entre 1884 y 1936, haciendo especial hincapié en los abundantes materiales impresos que se generan en torno a la sidra con vistas a su promoción publicitaria y comercialización, así como su incidencia en la iconografía de la plástica asturiana.

“Desde mediados del siglo XVIII el cultivo del manzano y la elaboración de sidra experimentan en Asturias un progresivo incremento que acabará desembocando, un siglo más tarde, en la industrialización del sector al socaire del desarrollo que en todos los órdenes vive la zona central de la región.

En el creciente protagonismo que la bebida va adquiriendo se conjugan una serie de factores que potenciarán un proceso de identificación con nuestra tierra que llega a nuestros días, extendiéndose a todos sus ámbitos.

Entre ellos tendría capital trascendencia el fenómeno migratorio a América, que favoreció la creación de empresas netamente exportadoras y la definitiva consideración del producto como uno de los símbolos de Asturias.”

El discurso expositivo, centrado en mostrar el impulso industrializador del sector sidrero en Asturies entre finales del siglo XIX y primeras décadas del siglo XX, periodo clave en el proceso de identificación de la sidra como uno de los símbolos de Asturies, se distribuye en tres unidades temáticos o secciones.

La primera parte de la exposición: “Manzana y sidra de Asturias”, se dedica al cultivo de la manzana y la elaboración y consumo de la sidra tradicional. Quedan aquí reflejados a través de obras artísticas, publicaciones de época, fotografías y objetos varios las múltiples vertientes sociales del consumo de la sidra natural, con especial atención a los aspectos de carácter lúdico vinculados a ella (la espicha, el chigre, los juegos populares) y su incidencia en la música, la literatura y las manifestaciones artísticas.

“La proliferación de pumaradas y la consiguiente fabricación de sidra determinan el comienzo de una actividad que tuvo gran importancia para la economía de las familias labradoras y su reflejo en múltiples vertientes sociales, con especial incidencia en las convocatorias comunitarias de carácter festivo.

El consumo de la bebida generará un costumbrismo singular, que va de la utilización de recipientes específicos al ritual de la espicha, pasando por la aparición del chigre como establecimiento dedicado a su despacho al por menor. 

Ello conlleva el apogeo de los juegos populares y una verdadera “edad de oro” de la canción asturiana, teniendo también su correspondencia en la literatura y las manifestaciones artísticas.”

La segunda parte, “Sidra espumosa y sidra champagne” repasa los inicios los procesos de industrialización del sector, primero con la denominada sidra espumosa obtenida en 1857 por Tomás Zarracina y posteriormente con la elaboración de la primera sidra champagne en 1884 de la mano de José Cima.

“A lo largo del siglo XIX el contingente de emigrantes asturianos a América fue en constante
aumento, generando la demanda de un producto que contribuyó a saciar la señaldá y a
subrayar sus rasgos de identidad.

Paralelamente, la industrialización, sobre todo la apertura de manufacturas vidrieras, facilitará el comercio y la exportación de sidra, en particular de la denominada espumosa, obtenida en 1857 por Tomás Zarracina mediante su champanización.

El coste de ese procedimiento y la competencia en los mercados ultramarinos de sidras extranjeras gasificadas artificialmente propiciarán la elaboración, en 1884 y de la mano de José Cima, de la primera sidra champagne.”

Gijón veraniego 1928 Año XV

La última parte, y la más amplia, “La Industria Champanera Asturiana” se centra en las 40 empresa que repartidas por Asturies, con especial presencia en Xixón y Villaviciosa, se dedicaron con sus diferentes marcas a la producción de sidra champagne, dejando patente como el éxito del producto tanto dentro como fuera de Asturies, y especialmente en América, difundió la vinculación de Asturias con la sidra.

”El éxito de la salida al mercado de la “Real Sidra Asturiana” –cuyas características se adaptaban a los gustos de Ultramar, era inalterable, se podía enviar con regularidad y tenía una lujosa presentación– supondrá el inicio de un sector del que formarán parte, hasta 1936, cuarenta establecimientos repartidos por la región.

De él fueron partícipes múltiples actores, desde el campo astur, proveedor de las materias primas, al denso tejido empresarial existente, fundamentalmente, en Xixón, en especial las industrias litográficas, que fijaron su atractiva imagen.

La aceptación de la sidra champagne, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, y su masiva distribución, en la que cooperaron multitud de compatriotas, difundirán la vinculación con Asturias de su ancestral bebida.”

El resultado de la investigación del que deriva la exposición será editado por el Ayuntamiento de Xixón a través de una publicación en la que se recoge un detallado estudio de los orígenes y trayectoria de las fábricas de sidra champagne en Asturies, sin olvidar los aspectos técnicos y económicos que propiciaron su nacimiento y desarrollo.

El libro se presentará al público publicación el próximo jueves día 28 de marzo a las 19.30h

¡EN RESÚMEN!

Título: ”Patria de Sidra. La industria de la sidra champagne en Asturias 1884 – 1936″

Comisario: Manuel Crabiffosse Cuesta

Lugar: Sala 2. Centro Cultural Antiguo Instituto (Xixón)

Fechas: Del 19 de marzo al 23 de junio de 2019

Horarios: Lunes a Viernes de 18.00 a 21.00 horas, sábados de 11.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 21.00 horas. Domingos y festivos de apertura de 11.00 a 14.00 horas.

Visitas comentadas: Todos los sábados entre el 30 de marzo y el 23 de junio a las 19.30h