El Principado inicia los trámites para declarar BIC a los Sidros de Valdesoto

El Consejo de Patrimonio aprueba la condición de BIC del entorno de protección de San Antolín de Bedón, la danza del Corri-Corri, Los Sidros y les Comedies de Valdesoto, y el santuario de Bendueños
El organismo incluirá en el inventario la plaza de abastos de Ribadesella, las iglesias de Proacina y Santa María de Noreña, el sistema hidráulico de San Salvador de Cornellana y varios yacimientos arqueológicos
El pleno da cuenta de varios estudios previos para intervenir en San Julián de los Prados, San Salvador de Valdediós y San Salvador de Priesca

El pleno del Consejo del Patrimonio Cultural de Asturias ha acordado hoy iniciar los trámites para declarar bienes de interés cultural (BIC) la iglesia de San Pedro de Arrojo, en Quirós, y las termas romanas de Valduno, en Les Regueres. Además, ha analizado las propuestas presentadas para el reconocimiento patrimonial de la malla candasina y la danza de San Juan de Nueva de Llanes. También ha informado favorablemente de los expedientes del entorno de la iglesia de San Antolín de Bedón, la danza del Corri-Corri, los Sidros y les Comedies de Valdesoto y el santuario de Bendueños, en Ḷḷena.

En la reunión, presidida por el consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, también se han analizado diversas propuestas para iniciar los trámites de cara a su inclusión en el Inventario de Patrimonio Cultural de Asturias, el segundo nivel de protección contemplado en la legislación patrimonial de la comunidad autónoma.

Nuevos expedientes y nuevos BIC

El organismo ha acordado iniciar los trámites para declarar BIC la iglesia románica de San Pedro de Arrojo (Quirós), construida en el siglo XIII y que cuenta con una rica decoración escultórica en capiteles, así como con pinturas murales del siglo XVII. El templo ha tenido una complicada historia debido a la inestabilidad del terreno sobre el que se asienta, que determinó un proceso de hundimiento del ábside que culminó en la ruina del edificio en el siglo XIX. Fue restaurado en 1940 y en 1989 se realizaron obras de consolidación.

Asimismo, se declararán BIC las termas romanas de Valduno (Les Regueres), descubiertas en 2004 junto a la iglesia de Santa Eulalia, un lugar donde en 1947 se halló la estela de Valduno, depositada en el Museo Arqueológico de Asturies. Las excavaciones desarrolladas han permitido exhumar parte del caldarium y del tepidarium –estancias del baño caliente y templado, respectivamente,— de unas termas de notable entidad, que responden a la orientación canónica recomendada por los tratados de arquitectura romanos. Parte de las estancias se extenderían bajo la iglesia de Santa Eulalia de Valduno, de origen tardoantiguo y ampliada en el siglo XVIII.

El pleno ha estudiado también la propuesta para el reconocimiento patrimonial de la técnica de la manta candasina y su inclusión en el Censo del Patrimonio Cultural Inmaterial de Asturies. Vinculada directamente con el auge de la industria conservera desde el siglo XIX, actualmente se ha convertido en un elemento identitario de las mujeres de Candás.

De igual modo, se ha analizado la solicitud de protección de la danza de San Juan de Nueva, que pertenece a la categoría de danza prima pero con peculiaridades propias del concejo llanisco. A raíz de esta petición, se realizará un estudio global de las danzas tradicionales asturianas para tener una visión integral que permita seleccionar las más destacadas para que sean propuestas como BIC o para su inclusión en el Censo del Patrimonio Cultural Inmaterial de Asturies.

El pleno del Consejo de Patrimonio ha dado por finalizados los trámites para la declaración de BIC del entorno de protección de la iglesia de San Antolín de Bedón, en Llanes; del conjunto monumental del santuario de Bendueños, en Ḷḷena., y de dos manifestaciones culturales: la danza del Corri-Corri, exclusiva de Las Arenas (Cabrales), y los Sidros y les Comedies de Valdesoto, en Siero.

Inventario de Patrimonio Cultural

Por otra parte, se han analizado ocho propuestas para tramitar su inclusión en el Inventario de Patrimonio Cultural:

–   La plaza de abastos de Ribeseya (1936-1941), una construcción realizada entre 1936 y 1941, que destaca por el uso pionero del hormigón armado.

–   La iglesia de Proacina, en Proaza, un templo de origen románico, ampliado en el siglo XVIII y que atesora en su cabecera un conjunto de pinturas murales datable en época moderna.

–   El Túmulo del Españal, en Samartín del Rei Aurelio, localizado en 2015 e investigado arqueológicamente en 2016 y 2018.

–   La necrópolis de Argandenes, en Piloña, localizada en 2010. Posee un pequeño panteón familiar cuyos materiales remiten al siglo VI. Los más destacados se exponen en el Museo Arqueológico de Asturies.

–   El yacimiento arqueológico de Cuetu Chicu, en Benia (Onís). Localizado en 2012, se corresponde con un recinto fortificado amurallado ubicado en el valle del río Güeña.

–   El yacimiento arqueológico de Los Llodos, en Gráu, vinculado al Camín Real de La Mesa.

–   La iglesia de Santa María y antigua torre de Noreña, que data del siglo XVI y está construida sobre un templo anterior de época medieval.

–   La cerca y el sistema hidráulico del monasterio de San Salvador de Curniana, en Salas. Son los restos del antiguo sistema de traída de aguas del cenobio.

Intervención y estudios en bienes del prerrománico

Además, el pleno ha aprobado una serie de actuaciones en bienes de interés cultural y en elementos del inventario, entre los que destaca la intervención de restauración de los parámetros interiores y revocos que efectúa en la actualidad el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) en San Miguel de Lillo. En este marco se restaurarán dos ventanas de la actual cabecera.

También se han aprobado diversos estudios previos realizados a instancias del IPCE en Santuyano (Uviéu), San Salvador de Valdediós y San Salvador de Priesca. Se trata de informes que analizan las características de los revocos y pinturas murales del interior de estos edificios y plantean tratamientos de conservación-restauración.

Asimismo, se han aprobado dos proyectos de mejora del entorno del templo prerrománico de Santo Adriano de Tuñón, para adecuar la vía de acceso y soterrar tendidos aéreos. Los trabajos culminarán con un proyecto de iluminación exterior.