Llaviana fue reconocida con el rango de puebla a finales del siglo XIII y en los siglos siguientes La Pola se desarrolló alrededoro de dos ejes: la calle del Sol y la calle de la Mora. El antiguo edificio que ocupaba el Ayuntamiento data del siglo XVIII y, aunque se rehabilitó, conserva el escudo de los León de Entrialgo. Se encuentra en la plaza de la Encarnación, antes de la plaza la Bolera, lo que denota su papel como lugar de concejo.

Casa Conceyu vieya de Llaviana
La Casa Conceyu vieya de La Pola Llaviana.

Cine Maxi

Desde comienzos del siglo XX se constató un asentamiento de las industrias modernas del ocio. Hacia 1908 son habituales los cinematógrafos. En Llaviana funcionaron el Teatro Colón, el Ideal y el Cine de Matilde. El edificio del Cine Maxi se proyectó en 1941 por el destacado arquitecto Juan Manuel del Busto y se inauguró en 1943 como sala de cine y de fiestas.

Cine Maxi de Llaviana
El edificio del Cine Maxi.

Ayuntamiento

La estructura urbana se asentaba alrededor de los ejes de la calle de Arriba y la calle de Abajo. El Concejo de Llaviana logró el título de Excelentísimo, concedido por Alfonso XIII, el 27 de septiembre de 1903, resaltando su antiguedad, ya que fue reconocida como villa en la época del rey Juan II. Entre mediados del siglo XIX y comienzos del XX el concejo duplicó la población, pasando de unos 5.000 a unos 11.500. La villa presentaba elementos decididamente urbanos: casino, bancos, hotel y restaurante, comercios…

Vista del Ayuntamiento de Llaviana.

Iglesia de Santa María de la Asunción

En 1889 el obispo Martínez Vigil constata con el párroco la insuficiencia del templo del Otero para acoger a una población en aumento. El 15 de agosto de 1895 se pone la primera piedra del nuevo, la iglesia de Santa María de la Asunción. En 1921 comienza una reforma después de que un rayo dañara la torre

Iglesia de Santa María de la Asunción.

Escuelas Graduadas

A mediados del siglo XIX eran pocos los escolares existentes en el concejo. A finales de aquella centuria, al contrario, la mayor parte de la población infantil estaba escolarizada. En 1896 había trece escuelas públicas, llevando las deficiencias a que se establecieran seis seis centros educativos particulares. Funcionaba también en La Pola una escuela nocturna de obreros católicos.

Escuelas Graduadas.

La Plaza de la Pontona

En el marco de una agricultura de subsistencia, el comercio en Asturies se limitaba prácticamente a los intercambios ocasionales en ferias y mercados. En Llaviana se celebraba un mercado semanal los jueves. Las ferias, inicialmente estacionales, pasaron a ser continuas con el desarrollo de la ganadería intensiva. En Llaviana estas tenían lugar a comienzos de octubre y se tenían por unas de las más importantes de Asturias, y el ganado lavianés se emponderaba fuera tamibén. En 1935 se suspendieron las ferias y concurso de ganado, retomándose su celebración en 1962 y siendo en la actualidad una de las citas ganaderas y festivas de mayor arraigo en el concejo.

La Plaza de la Pontona.

Santuario de Nuestra Señora del Otero

Construida, posiblemente, en el siglo XVI, fue la iglesia parroquial hasta la construcción de la nueva, siendo objeto desde entonces de unas remodelaciones grandes que cambiarían radicalmente su fisonomía, reduciéndose de modo considerable su volumetría. Destacan el retablo mayor del siglo XVIII, la talla de la Nuestra Señora del Otero o la imagne del Arcángel San Miguel. Aunque en la actualidad es un templo de planta centralizada en forma de cruz griega, en origen se trataba de una edificación de cruz latina.

Santuario de Nuestra Señora del Otero.