La directora de cine y atriz gallega, Carolina Reynoso, presentó en el FICX su último corto: «Shit», que codirige con el asturiano Fernando Díaz, y que fue premiado en numeroros festivales internacionales. En la actualidad está produciendo una serie sobre el Camino de Santiago. Carolina atiende durante su paso por el 55 FICX a CONOCER ASTURIAS para hablarnos de su experiencia en el festival gijonés y de sus proyectos profesionales.

¿Cómo llegaste al mundo del cine?

Mi primer contacto fue desde el teatro. Empecé a actuar con 9 años y me enamoré de la interpretación de personajes. Más adelante comenzaría a crear mis propias historias a través del guion y finalmente de la dirección. La verdad es que siempre he sido una persona bastante imaginativa y creativa y he practicado diferentes artes como la composición musical o la poesía, y el cine me permite englobarlas todas. Es una disciplina muy completa, que da muchísimo juego a la hora de crear realidades ficcionadas, y de soñar… Recuerdo que de pequeña quería ser astronauta… El paralelismo que encuentro es que tanto el cineasta como el astronauta sueñan con otras realidades. Creo que ser cineasta se le parece mucho.

¿Cómo surge la idea de hacer SHIT?

«Shit» es el cortometraje con el que estamos seleccionados en Gijón, es un relato salvaje de humor negro en el marco de una cena familiar. Surgió de un ejercicio cuando yo cursaba guion en la Factoría del Guión, nos habían encomendado construir una historia en la que le «destruyésemos la vida a alguien en pocos minutos». Yo me lo tomé muy a pecho y surgió «Shit», un relato en el que durante una cena el hijo les confiesa a sus padres que se droga y comienza a sacar a la luz todos los sórdidos secretos de la familia. Al presentarla en clase, a Fernando Díaz, su codirector, que es asturiano, le encantó y decidimos rodarla juntos.


¿Qué es lo que buscas transmitir a los espectadores a través de este trabajo?

Si te soy sincera se trata de un corto que es un ejercicio de dramatización de un hecho, dramatización que roza el absurdo. Así que en este caso inicialmente no busco transmitir un determinado mensaje sino que más bien la gente pase un rato interesante. Me quedé muy contenta en la proyección de Gijón, porque el público se río durante los tres minutos que dura el corto y al final aplaudieron y parece que gustó bastante. La verdad no sabía que esperar con este corto y honestamente no me imaginaba que fuera a ser tan bien recibido. Esta es la mayor satisfacción para un creador, que el público se lo pase bien. Respecto al mensaje, aunque no se busca algo específico, si que es verdad que la moraleja podría ser «qué no hacer con la educación de tu hijo» si quieres que algo así no suceda… Podría entenderse así también.

¿Cuál crees que es la función de los festivales de cine?

Pues creo que tienen diferentes funciones. Por un lado una importante función social, de acercar al público lo mejor que se está haciendo en este ámbito; y por otro lado cultural y artística, seleccionando aquello que mantiene unos estándares artísticos elevados -los festivales muchas veces tienen su propio circuito completamente ajeno al comercial-.

La tecnología digital ¿representa una oportunidad o una amenaza?

Es una pregunta interesantísima y de la que se podría debatir horas. Yo diría que ni una cosa ni la otra. La tecnología digital es un hecho, es una evolución que estamos viviendo a nivel global y que es imparable. En este sentido será nuestra manera de posicionarnos frente a ella la que la convertirá en una amenaza o una oportunidad. Yo creo que siempre hay que buscar las oportunidades en cualquier cambio estructural, y tratar de adaptarse a la transformación de la manera más orgánica y positiva posible. Pienso entonces que hay que entender la digitalización como una gran oportunidad de universalización de la cultura, de facilidad de acceso al audiovisual, de incorporación de nuevos lenguajes, pero siempre siendo conscientes de los riesgos legales -sobre todo en torno a la gestión de los derechos y a la privacidad de los datos-.

¿Cómo se ha portado la actriz asturiana María Giménez?

María Giménez ha sido una pieza fundamental de este proyecto. No sólo realizó una interpretación dramática impecable como madre de esta terrible familia, sino que además ha sido un gran apoyo durante toda la distribución del cortometraje y una influencia positiva muy importante. Le estoy muy agradecida. Ha venido conmigo al Festival y la verdad es que lo ha aprovechado muchísimo, pues ella es también dramaturga y productora de teatro y ya está trabajando en numerosos proyectos propios.

¿Qué supusieron para ti los premios en el 12MMF, ser semifinalista en Los Angeles CineFEST?

Pues la verdad es que una gran alegría. Los 12MMF nos premiaron en dirección y en actuación del protagonista, lo cual era bastante adecuado al perfil del cortometraje. Y bueno, estar seleccionados en un festival de Los Angeles pues también es un gran orgullo. La verdad es que el cortometraje ha funcionado muy bien en varios países…

¿Y el Festival de Gijón?

La selección de Gijón fue una de las alegrías más inmensas de mi carrera. Es un festival al que tengo muchísimo respeto y después de mi experiencia aquí no tengo más que palabras de elogio y agradecimiento en todos los sentidos… Una organización impecable, un branding espectacular, una selección de trabajos muy cuidada y arriesgada, y sobre todo, como siempre recalco, un equipo de personas increíblemente amables y generosas, mucha calidez humana. Me encantará seguir viniendo otros años.

Actualmente sabemos que estás con un proyecto sobre el Camino de Santiago ¿Qué nos puedes contar de esto?

Se trata de una nueva serie sobre el Camino de Santiago de la que soy cocreadora y productora. Viene de la mano de una de las productoras más grandes de España, está inspirada en la novela «Orthodoxia» de Ulises Bértolo y cuenta con el apoyo de la Academia Xacobea y de la Orden del Camino de Santiago, entre otros. La serie tiene un planteamiento muy contemporáneo, aunando historia e innovación tecnológica -la Inteligencia Artificial está presente-. Se hará en coproducción con varios países.

¿Y del proyecto “Alone, Together, Alone”? 

Es una historia de amor multidimensionar en clave de ciencia ficción. La historia principal es la de dos personas que viven en dimensiones espacio-temporales diferentes y que a lo largo de la película tratan de reunirse. Como marco un Madrid espléndido y misterioso. A partir de diciembre podréis ver el teaser promocional en esta página https://www.carolinareynoso.com/alonetogetheralone, donde también lanzaremos varias líneas de apoyo a la película, entre ellas un crowdfunding en el que cualquiera puede colaborar y pasar a formar parte del proyecto.