La candidatura de la cultura sidrera asturiana a patrimoniu inmaterial de la humanidá yá tien más de 100 embaxadores

Post Image
Post Image
Post Image
Post Image
Post Image
El Gobiernu d’Asturies acreitó a los primeros embaxadores de la candidatura de la cultura sidrera asturiana a patrimoniu inmaterial de la humanidá de la UNESCO. 134 persones y entidaes -ente ellos tán conceyos asturianos y numberosos sectores de tolos ámbitos- que se van encargar de buscar a nueves persones que se sumen a la iniciativa.
Ente los llabores de los embaxadores, que fueron acreitaos mientres un actu celebráu’l 7 de febreru nel Llagar Trabanco, en Sariegu, figuren la xestión del llibru de firmes de sofitu, qu’en pocos díes sumó miles de robles, en distintos puntos del territoriu y na web www.culturasidrera.com. Tamién se van encargar de la coordinación con asociaciones o entidaes pa la recoyida de sofitos, de la distribución de distintivos n’establecimientos hosteleros y comercios y del espardimientu de materiales informativos y promocionales. La llista completa d’acreitaos figura na web.
Dende’l Gobiernu manifestan que “güei ye un día importante pa la cultura sidrera porque ponemos en marcha una maquinaria perbona de sofitu pa llevar a bon puertu a esta candidatura”. El proyectu, según alvirtieron, “ye un retu complicáu, pero los asturianos nunca tuvimos les coses fáciles y vamos trabayar ensin esmorecimientu pa llevar la propuesta a la Comisión de Patrimoniu Nacional y, en pasando esta corte, vamos llegar a la Unesco”.
Responsables del Gobiernu sorrayaron qu’Asturies “ye l’únicu territoriu que consiguió caltener la cultura sidrera de xeneración en xeneración, calteniendo lo meyor de la tradición y conxugándola cola innovación” y destacaron el llabor del sector de la sidra “acaldía más profesional, que defende perbién el productu nun mercáu global”.
Álvarez destacó’l llabor de los medios de comunicación “que dende’l minutu cero comprometiéronse a contribuyir, promover y espublizar la cultura sidrera, siendo especialmente importante’l so sofitu porque desempeñen un llabor imprescindible ya insustituible”.