in

¿Cuántas botellas forman ‘el árbol de la sidra’?

Este monumento de casi 8 toneladas de peso fue instalado en 2013 en el Puerto Deportivo de Gijón como parte de una campaña para fomentar el reciclaje

Llegó como parte de una campaña para impulsar el reciclaje y se ha convertido en uno de los iconos más reconocibles del Puerto Deportivo de Gijón. El ‘árbol de la sidra‘, de casi 8 toneladas de peso, se instaló junto a la plaza del Marqués en agosto del año 2013. En su construcción se emplearon 3.200 botellas de sidra de distintos llagares. Un monumental ‘árbol’ que contiene el equivalente al consumo de vidrio anual de cien familias.

«Este árbol de la sidra es una metáfora del árbol de la vida, es la representación visual de cómo es posible conservar los recursos de la naturaleza reutilizando los objetos cotidianos», indica el texto que acompaña a la obra. «Los árboles, los pomares, producen manzana. De la manzana sale la sidra y esa sidra se embotella en estos envases tan familiares de color verde que, como es habitual, una vez lavados y esterilizados sirven otra vez para envasar más sidra. En nuestro árbol de la sidra, las botellas de sidra vacías vuelven a iniciar el ciclo de otra forma: convirtiéndose en las hojas de un gran árbol de vidrio reutilizado», prosigue.

«Cada vez que reutilizamos algo estamos salvando a una parte de la naturaleza, posiblemente a un árbol. Si reutilizamos, ahorramos recursos naturales, evitamos consumir energía de manera innecesaria y reducimos la contaminación. Cada vez que prolongamos la vida de un objeto con un nuevo ciclo en su vida útil estamos alargando la vida de nuestros recursos naturales, nuestra vida y la del Planeta. Cada botella reutilizada es una hoja verde en el árbol de la vida, en el pulmón de nuestros paisajes y en nuestro futuro como sociedad y como seres vivos».

Árbol de la Sidra de Gijón

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

‘Génesis’, un retrato del amor adolescente

'Un cuerpo propio' da voz a las mujeres víctimas de la trata y la explotación sexual

‘Un cuerpo propio’ da voz a las mujeres víctimas de la trata y la explotación sexual